Primer día en casa

¡Por fin ha llegado un nuevo miembro a la familia, un perrito! Traerá un montón de cosas buenas que compartiremos, aunque también nervios y alguna que otra duda. El primer día en casa es un momento muy importante para nosotros y también para nuestro perro. Necesitaremos demostrarle que en casa sólo le esperan cosas buenas, que es un sitio donde puede tranquilizarse y obtener cariño, diversión  y seguridad. Para ello tendremos que tener en cuenta: ¿Dónde va a dormir? Necesita una buena cama, donde reponer fuerzas para el día siguiente. ¿Dónde va a comer? Entre todos los miembros de la familia debemos decidir en qué lugar poner el comedero y el bebedero del perro. Y enseñarle dónde está, cuanto más claro lo tengamos nosotros, mejor podremos enseñárselo. ¿Qué debe comer? Debemos recalcar que el perro debe comer el pienso que ya está comiendo en el sitio del que procede. Independientemente de la marca o el tipo de dieta con la que después decidamos alimentarlo nosotros. Lo más probable es que un cambio repentino le cause molestias estomacales. Si queremos cambiarle el tipo de comida, habrá que hacerlo de manera progresiva. ¿Qué juguetes son apropiados? Una buena idea podría ser hacernos con alguna pelota con cuerda o con un lazo, este es un juguete que nos permite interactuar con nuestro perro, nosotros desde un lado y él desde el otro. Seguramente, también le gustarán los juguetes interactivos que le permitan utilizar el olfato y desarrollar habilidades. Otra muy buena idea es algo que ya fuese suyo (esto no siempre será posible). Y por último algún juguete blandito o que pueda...