Positivización de objetos

¡Las novedades pueden ser buenas!

Para nuestro perro hay muchas cosas que son nuevas y que le pueden generar miedos o inseguridades. Por ello es muy importante la positivización. Esta palabreja extraña consiste en hacer que las cosas que van a aparecer en su vida le resulten positivas.Debes pensar qué cosas van a aparecer en la vida de tu perro y hacer que las vea como algo bueno lo antes posible.

positivizacion_objetos_web

¡Pongamos algún ejemplo!

  • Collar y correa: Debemos familiarizar a nuestro perro con estas dos herramientas desde el comienzo, así que una buena idea es presentárselas junto a algunas chuches antes de tener que utilizarlas. Suele ser algo sencillo, pero si nunca le hemos puesto un collar y una correa puede que el primer día que salga a la calle no le guste nada que tiren de él. Evitaremos malas respuestas por su parte.
  • Toqueteo: Seguro que hay un momento en la vida de nuestro perro en el que el veterinario o nosotros mismos tengamos que manipularlo con las manos, subirlo a una mesa, mirarle o limpiarle los ojos… Pues bien, cuanto antes empecemos a hacerlo, mejor. Podemos incluirlo en sus juegos y, si vemos que le afecta mucho, añadir alguna chuchería. Así no le entrará el pánico cuando el veterinario lo tenga que subir a la mesa o cuando tengamos que mirarle un oído o las almohadillas.
  • Bozal: Puede que en algún momento necesitemos utilizar un bozal de inhibición o de seguridad, y algunas razas están obligadas a llevarlos por ley. Por lo tanto, lo mejor sería presentárselo antes con unas chuches e ir poniéndoselo mediante acercamientos que iremos premiando.
  • Transportín: Si vamos a tener que transportar alguna vez a nuestro perro también es importante que entienda que no se le está encerrando en un sitio horrible, sino todo lo contrario. Para positivizarlo comenzaremos abriéndolo tanto como nos lo permita el modelo de transportín que hemos elegido y pondremos en él chucherías y juguetes para que nuestro perro las encuentre y las vaya comiendo; será un juego de búsqueda en el que poco a poco iremos cerrando las aperturas, según veamos que a nuestro perro no le afecta.
  • Coche: Lo más probable es que queramos llevar a nuestro perro en coche en algún momento de su vida, o en muchos buenos momentos. Positivizar el coche calmándolo con premios al entrar puede ahorrarnos mucho sufrimiento. Puedes empezar con el coche parado, luego dar vueltas cortas e ir alargándolas hasta que consigas trasladarlo. Sería mejor que el primer día que vaya un ratito en coche lleguéis a un sitio chulo para él. Así terminaréis de positivizarlo haciéndole ver que el coche le lleva a pasarlo bien.

Con este artículo ya tienes algunas pistas, ahora te toca a ti pensar en más cosas que va a ver tu perrito y que podrían serle incómodas o darle miedo, y trabajar en ellas antes de que surjan los problemas.separator_pink_blog_01

 

¿Hablamos?

609 003 126

[email protected]

separator_pink_blog_01