10 Consejos para el verano

¡Que el verano no se convierta en una estación insoportable para tu perro! A casi todos nos gusta el verano: llegan las vacaciones, podemos bañarnos en el mar, en el río, la piscina, comer helados. Está en tus manos hacer que tu perro también disfrute de esta estación. Te proponemos unos consejos que os pueden ayudar: 1 – OJO CON EL COCHE: Evita dejar a tu perro en el coche, aunque sea sólo por unos minutos. En esta época el coche es como un horno y le provocaría un golpe de calor. 2 – PASEO CON MI PERRO: Saca a tu perro en las horas de menos calor, por la mañana y al atardecer, y aprovecha las sombras. Ten mucho cuidado también al caminar por aceras y asfalto, puede quemar. 3 – PASEOS EN EL CAMPO: Si vas al campo ten cuidado con las espigas. Revisa bien los orificios (orejas, nariz y ojos) y las patitas de tu perro, sobre todo entre los dedos. 4 – EJERCICIO: El ejercicio es algo muy saludable, sin embargo en esta estación disminuye el ejercicio de tu perro y dale la opción de realizarlo en el agua. 5 – HIDRATACIÓN: Es uno de los aspectos más importantes. Procura que siempre disponga de agua limpia y fresca y lleva un bebedero portátil para los paseos. 6 – COMIDA: Te recomendamos que le des de comer en las horas más frescas. 7 – HELADOS CASEROS: Puedes congelar agua con bolitas de pienso o comida húmeda. Moja el helado bajo el grifo antes de ofrecérselo a tu perro. Seguro que le gusta. También puedes añadir cubitos...

Accesorios refescantes para el verano

¡Thor tiene mucho calor! ¿Qué podemos hacer? Quizás ya te está pasando algo parecido. Aquí te presentamos algunos de los accesorios más refrescantes del verano para hacerle esta temporada más llevadera a tu perro y divertirte junto a él. Si tu perro jadea en casa por el calor y busca las zonas más frescas puedes ayudarlo poniendo una esterilla refrigerante. Las horas de más calor se hacen largas para tu perro estando en casa, puedes ponerle algún juego de olfato con juguetes interactivos y, como es verano, prueba a hacerlo con alguna chuche congelada, además de divertirse se refrescará. Para la hora del paseo puedes optar por los pañuelos o chalecos refrescantes, que se mojan con agua. Pónselo a la hora de salir a la calle. Seguro que tu perro notará la diferencia. Si dispones de piscina, te proponemos que dejes a un lado el juguete con el que jugáis en el parque. Hazte con una pelota o mordedor flotante para lanzarlo al agua. Seguro que os divertís y pasáis menos calor que en el parque, mientras hacéis ejercicio. Si tienes patio o terraza ahora también hay piscinas para perros, más resistentes para que no las rompan con las uñas y puedan jugar en el agua. ¡Otro consejo! Lleva siempre a mano agua y un bebedero portátil para tu perro. ¿Hablamos? 609 003 126...