¡Conviviendo Juntos!

¡No tengo con quién dejar a mi perro! A él no puedo dejarlo con cualquiera…   En Paseando Juntos comprendemos que tu perro es parte de tu familia y que hay momentos en los que no puedes llevarlo contigo, aunque te gustaría. Precisamente porque comprendemos ese vínculo que os une hemos querido expandir nuestros horizontes creando “Conviviendo Juntos”. Conviviendo Juntos es nuestro proyecto de Casa-Residencia, donde podemos alojar a tu perro cuando te es imposible llevarlo contigo. Estará atendido de manera personalizada, conviviendo en nuestra casa, teniendo en cuenta su forma de ser, sus emociones y su carácter. Se acabaron las jaulas y el sacarlo a un patio. Pasará su estancia en nuestra casa, atendiendo todas sus necesidades como haces tú en el día a día. Mantendremos sus rutinas, hábitos de paseo y horarios de comida. Se divertirá con juegos y paseos al aire libre, por el campo. Además, evaluaremos su comportamiento y realizaremos juegos que puedan ayudarle según su forma de ser y estado emocional. Irte ya no tiene que ser un motivo de preocupación pues tu perro estará en buenas manos.   Hasta ahora nos hemos dedicado a la educación canina y la resolución de problemas de comportamiento en el hogar y en el entorno del perro. Precisamente de ello ha surgido este nuevo proyecto: del amor a nuestro trabajo y el querer ayudaros una vez más. Muchos nos habéis hecho saber de la preocupación que os supone dejar a vuestro perro en diferentes centros o con familiares que quizás no logren adaptarse bien a él, queríais que estuviese como en casa y nosotros deseamos hacer eso...

¿Te ocurre? No me dejes solo

Si lo dejo solo en casa no para de llorar y ladrar, molesta  a los vecinos y en ocasiones hasta rompe alguna cosa. ¿Es posible que este sea tu caso? No te agobies, le pasa a más gente y tiene solución. Normalmente se conoce como “ansiedad por separación”. Para resolverlo debes ser consciente de que esto aparece por ciertas acciones nuestras, por parte de los dueños, y que tu perrito lo pasa muy mal cuando te vas y lo dejas solo en la casa. Ahora que eres consciente de que tu perro lo está pasando mal, puedes hacer algo para mejorar la situación. Seguro que prefieres que entienda que la casa es su hogar, no un sitio donde llorar y angustiarse, que en ella está a salvo y puede quedarse tranquilo. En tu mano está la solución. Aquí te dejamos algunas pautas que debes seguir para mejorar el estado de tu perro: En casa No debes premiar actitudes dependientes de tu perro, como seguirte a todas partes. Tu perro debe disponer de una cama cómoda donde dormir y así no pasar la noche en la tuya. Además, es posible que tengas que insistir en que se vaya a su cama, sobre todo los primeros días. Abre la puerta y ciérrala a continuación. También puedes salir al rellano y pedir a tu perro que permanezca dentro de la casa. Positiviza un transportín donde tu perro pueda quedarse tranquilo. Antes de irte de casa Cansa a tu perro antes de las salidas que vayas a hacer, sobre todo las que vayan a ser más largas. Déjale suficientes juguetes para que se entretenga.. Utiliza...

¿Te ocurre? Ladra o gruñe

Mi perro va por la calle ladrando a otros perros, ¡un día le va a pasar algo! ¿Te ha sucedido algo similar? El ladrido de un perro nervioso nos indica que no sabe comportarse frente a eso a lo que ladra, bien sean otros perros, personas, bicicletas… Esto se conoce como una conducta agresiva.   ¿Por qué le sucede? Las causas pueden ser diversas, normalmente es porque siente miedo o le molesta la presencia de algo o alguien. Reacciona de ese modo porque no sabe reaccionar de otra manera, quiere que eso que hay se vaya y es la forma que conoce para resolver la situación.   ¿Y yo qué puedo hacer? Te proponemos algunos consejos que te ayudarán a mejorar estas situaciones y a que harán que tu perro sea más sociable. Cansa a tu perro. Llevarlo con toda la energía del mundo hacia lo que motiva que se ponga así no facilitará las cosas. Si es posible, haz que cuando se encuentre con eso que no le gusta haya jugado previamente, hecho sus necesidades, e incluso puedes jugar con él en casa y proponerle actividades en las que tenga que utilizar su olfato. Esto hará que vaya un poco menos excitado. Dale algo que hacer. Cuando veas el problema intenta hacer cosas diferentes para no enfrentarlo directamente. Puedes darle órdenes sencillas que ya sepa hacer, y premiarlo cuando obedezca o ayudarlo con la correa pasando un poquito más lejos de lo que para él supone un enfrentamiento. Aunque debes tener en cuenta que no se trata de huir. Gánate su confianza. También puede serte de gran ayuda que enseñes...

¿Te ocurre? Pis en casa

¡Mi perrito aun se hace pis en la casa, no consigo que entienda que debe hacerlo en la calle! Seguro que a todos nos han ocurrido cosas de este tipo, no hay que preocuparse. Es posible que tu cachorrito no pudiera salir a la calle por faltarle algunas vacunas o que te encontrases un perro que no había vivido en una casa anteriormente… ¡Es comprensible que no comprendan dónde deben hacer sus necesidades! Haremos tres diferenciaciones que nos marcarán la forma de enseñarle según sea tu caso: Para cachorros que no pueden salir a la calle. Elige un lugar de la casa fácil de limpiar y que no esté cerca de su comida o bebida, para poner unos empapadores. Cada vez que lo haga fuera del empapador da una voz (no es necesario espantarlo), coge al cachorro (levantándolo del suelo) y llévalo hasta el empapador (que es donde queremos que aprenda a hacerlo). Las veces que lo haga en el empapador felicítalo efusivamente, puedes decirle: “¡muy bien campeón!” y acariciarlo u ofrecerle una chuche.   Cachorros que ya pueden empezar a salir. Hasta ahora tu perrito ha estado haciendo sus necesidades en un empapador, como en el caso anterior, y es el momento de poder sacarlo y enseñarle a hacerlo fuera de casa. Escoge un momento en el que tengas tiempo para dedicarle, por ejemplo en tus vacaciones. Haremos salidas muy frecuentes cada 2 o 3 horas y aprovecharemos los momentos clave: al despertarse, antes de acostar, y después de comer o beber. En estas ocasiones lo sacaremos a la calle y nos llevaremos el empapador, para darle la...