¡Conviviendo Juntos!

¡No tengo con quién dejar a mi perro! A él no puedo dejarlo con cualquiera…   En Paseando Juntos comprendemos que tu perro es parte de tu familia y que hay momentos en los que no puedes llevarlo contigo, aunque te gustaría. Precisamente porque comprendemos ese vínculo que os une hemos querido expandir nuestros horizontes creando “Conviviendo Juntos”. Conviviendo Juntos es nuestro proyecto de Casa-Residencia, donde podemos alojar a tu perro cuando te es imposible llevarlo contigo. Estará atendido de manera personalizada, conviviendo en nuestra casa, teniendo en cuenta su forma de ser, sus emociones y su carácter. Se acabaron las jaulas y el sacarlo a un patio. Pasará su estancia en nuestra casa, atendiendo todas sus necesidades como haces tú en el día a día. Mantendremos sus rutinas, hábitos de paseo y horarios de comida. Se divertirá con juegos y paseos al aire libre, por el campo. Además, evaluaremos su comportamiento y realizaremos juegos que puedan ayudarle según su forma de ser y estado emocional. Irte ya no tiene que ser un motivo de preocupación pues tu perro estará en buenas manos.   Hasta ahora nos hemos dedicado a la educación canina y la resolución de problemas de comportamiento en el hogar y en el entorno del perro. Precisamente de ello ha surgido este nuevo proyecto: del amor a nuestro trabajo y el querer ayudaros una vez más. Muchos nos habéis hecho saber de la preocupación que os supone dejar a vuestro perro en diferentes centros o con familiares que quizás no logren adaptarse bien a él, queríais que estuviese como en casa y nosotros deseamos hacer eso...

¡Yo sé que me entiende!

YO SÉ QUE ME ENTIENDE. ¿HASTA QUÉ PUNTO ES CIERTA ESTA AFIRMACIÓN? ¡Él me entiende, sabe lo que ha hecho! Muchos pensamos que nuestros perros entienden todo lo que les decimos, sobre todo está afirmación la podemos escuchar cuando nuestro perro ha hecho algo mal, ya que agacha la cabeza. Pero… ¿Hasta qué punto es cierto que nos entiende?   Nuestros perros son capaces de hacer asociaciones por sí mismos, sin que nosotros se las enseñemos específicamente, o incluso no queramos que haga esa asociación. Ellos asocian un estado a una acción reciente. Pondremos algunos ejemplos para que esto se entienda mejor: ¿Todo patas arriba al llegar a casa? Si tu perro destroza la casa cuando te marchas a trabajar y lo regañas cuando regresas, él puede realizar una asociación similar a: “Cuando mi dueño llega a las tres de la tarde viene enfadado y me regaña…” – ¡Oh no, lo huelo en el portal, ya va a entrar! Voy a esconderme es la hora de que me regañen! –  Algo así estaría pensando tu perro de ti. En este caso sería mejor opción no regañarlo al llegar, sino cuando lo veamos rompiendo algo que no debe o ayudarlo a que gestione mejor nuestras ausencias, en casos muy complicados puedes pedir ayuda a un educador canino que trabaje por tu zona. ¿Con otros perros no se porta bien? Si tu perro es un cielo en casa y con vosotros se porta genial, pero con otros perros se pone como una fiera. La reacción más habitual por nuestra parte es regañarlo. Pero… ¿es acertado? Si tu perro tiene una agresión fuerte hacia otros perros, es...

¡¿Y si jugamos en casa?!

Con este mal tiempo no puedo sacar a mi perro tanto rato, ¿qué puedo hacer para que no se aburra? Si te pasa algo así, tranquilo: te proponemos varios juegos que puedes hacer en tu casa para que tu perro esté entretenido y lo pase bien esos días en los que el paseo lo tenemos que hacer más corto.   1. TIRA DE LA CUERDA Para este juego necesitas un juguete tipo cuerda, nudo o mordedor que os permita cogerlo a ti y a tu perro a la vez. Se trata de que cada uno tire de un extremo intentando quedarse con el juguete. Ayuda a que tu perro gaste energía mientras comparte un buen momento contigo. Truco: Deja que tu perro gane en algunas ocasiones para que no se frustre.   2. ENCUENTRA LA PELOTA Para este juego necesitas una pelota que a tu perro le guste. Se trata de que tú la escondas y él la encuentre. Le ayudará a gastar energía y a ejercitar el olfato y la mente. Primero, muéstrale la pelota y juega un poco con él para que quiera cogerla; a continuación, escóndela, pero deja que tu perro vea dónde la dejas, y cuando la coja, felicítalo y juega con él. Poco a poco puedes esconderla sin que él te vea e ir complicando el juego. Aunque te recomendamos que no te pases con las dificultades, el juego podría dejar de tener gracia para tu perro si siempre que lo consigue se vuelve más y más difícil.   3. BUSCA LA CHUCHE Necesitas algunas chuches olorosas que a tu perro le gusten y...

¿Qué arnés debo escoger para mi perro?

¡Hay tantos tipos de arneses que… ¡no sé cuál ponerle! El arnés es una herramienta para poder ir a pasear cómodamente con tu perro, así que debéis escoger uno que os haga el paseo cómodo a los dos.   Os presentamos algunos tipos de arneses, que podéis encontrar en vuestro veterinario o tienda de mascotas, y cómo se utilizan. 1 – ARNÉS DE ESPALDA: Se le engancha la correa en la espalda. Puedes utilizarlo cuando vayáis en el coche, atado al cinturón de seguridad; si hay un frenazo, quedará sujeto por el cuerpo en vez de por el cuello, como ocurriría con un collar. También puedes utilizarlo para ir de paseo si tu perro no tira. 2 – ARNÉS DEPORTIVO: Es muy similar al anterior, muy cómodo y reforzado para que no provoque ningún tipo de rozadura. Permite a tu perro tirar cómodamente y algunos llevan un asa por si necesitas ayudarlo. Si practicas algún deporte de tiro, canicross o búsqueda te puede ser muy útil. 3 – ARNÉS DE PECHO (sensible): Este arnés lleva a tu perro atado del pecho, lo que te permite redirigirlo con la misma correa en caso de que se desvíe durante el paseo. Es ideal para perros que todavía no saben dar el paseo sin tirar de la correa. 4 – ARNÉS DE PECHO (easywalk, que junta las patas): Es muy similar al de pecho, solo que además junta un poco las patas cuando el perro tensa la correa. Si tu perro tira demasiado durante el paseo, esta puede ser la opción adecuada para vosotros. 5 – ARNÉS BOZAL (halti): Dirige al perro...

Premios de Navidad para tu perro

¡Cuánta comida rica! ¿Y a mí? ¿Qué me vas a dar…? En estas fechas comemos muchas cosas muy ricas: polvorones, turrones, cenas y comidas… ¡Te proponemos algún premio excepcional también para tu mascota! Aquí podrás ver algunas recetas para preparar a tu perro y que él también lo celebre: POLVORONES para perros Ingredientes: 800g harina de trigo integral 200g de manteca de cerdo o mantequilla de cacahuete 125g de almendra molida o cacahuete molido Elaboración: Dorar la harina: Extender la harina en una bandeja de horno y dorar a 250º C, sin ventilador y con grill, ir removiendo para que se dore toda por igual. Y dejar enfriar. Mezclar todos los ingredientes en un bol, hasta formar una masa quebradiza. Guardar en la nevera 15 o 20 minutos. Estiramos la masa con ayuda de un rodillo (dejala con el grosor que quieras los polvorones) corta la forma de los polvorones con un cortapasta. Hornear a 180º C, hasta que los bordes comiencen a dorarse, unos 10 minutos. Dejar enfriar. BASTONES DE NAVIDAD para perros Ingredientes: 1 taza de calabaza batida 1/4 de taza de mantequilla de cacahuete 2 huevos 1/2 taza de copos de avena 3 tazas de harina de trigo integral 1 zanahoria rallada 1 calabacín triturado 1 taza de espinacas picada Elaboración: Precalentamos el horno a 250º C. Mezclar en un bol la calabaza batida, la mantequilla de cacahuete y los huevos, hasta conseguir una masa homogénea (puedes utilizar una batidora de barillas). Añade poco a poco los copos de avena y la harina mientras sigues mezclando despacio. Hasta que la masa no esté pegajosa, si es necesario...